Mi llanto cautivo

   Yo de verdad no sé por qué lloro ni de lo cautivo de mi llanto. Es expresión sincera de mi más profundo sentimiento a tu indiferencia que acrecenta en mi pecho el dolor más intenso. Crispado ya comienzo y triste avanzo como rueda cuesta abajo que dirigida por el destino se aproxima al precipicio.
 
   Mi llanto hilarante para muchos de ustedes, destruye mi ser día a día. Aplanando mi esperanza y retorciendo mis entrañas. Lo deprimente de esta situación es que se solucionaría con un bello gesto. Cada día.
 
   De escapar tengo mi lomo abatido. Saco de la boca con el meñique desvencijado, intentando ilusionar a mis lágrimas de segundas que ya van a reverter, sin control. Es cautivo no solo porque a quién dirigidas van no nota su presencia. Es más nunca lo creería si de mi boca salieran. Algún momento daría para yo quieto pasaran unos años. Y poder explicar, cara a cara sin temor lo que siento desde tiempo.
 
   Ahora mismo no hay remedio mi llanto cautivo lo seguirá siendo.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s