Unos sentimientos ocultos

   Qué difícil para una persona es el querer y no poder. Yo quiero, lo deseo pero Dios, ¿por qué no puedo?, (caen las lágrimas mientras sucede).  Una llamada cortada y mi corazón latiendo, mientras escucha el susurro de mi impotencia ante atónita mi vida. Si tú supieras amor mío cuánto yo quería llamarte, sólo para ti, para verte, tocarte y mirarte, en ausencia de las demás cosas, sólo tenerte cerca y hablarte.

  Que yo no tengo valor, está probado. Que todo lo que tengo lo doy por ti, por verte (y así lo poco que lo hago), solo dos o tres…y yo quisiera mil y una más, y otra, y otra… dudo que lo imagines pues en mi corazón está oculto, unos sentimientos de deseo, de querer conocer y participar.

  Si tú dejaras ser quien te cuide, si me enseñaras a mirar tal y cómo lo haces tú. ¿Pero tú como lo sabes?, si nunca te doy la oportunidad. Si nunca te ofrezco el regazo, agazapado con mi triste locura me vendo al paso del tiempo que presto acude a por mi virtud. ¡Soy un suicida del amor!. No tengo solución…si no das el paso, que espolee a mi corazón.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s