EL reducido mundo de la importancia

Y así es. Por mucho que nos duela y por mucho que siempre había pensado que los localismos no me afectarían, pues para mí pienso eran trabas que no permitían el avance personal ni tampoco colectivo, me ha catalizado fugazmente el propio peso del corazón, hablando metafísicamente, hacia unas cotas insospechadas por mi más aguda señal de inteligencia.

Es el  arma de defensa definitivo, sin ruido y no necesita bálsamo de recuperación. No es visible y sólo requiere de vivir en este mundo, y por premisa que el localismo no te afecte a la felicidad.

Imagínense su propio mapa local de sentimientos. Rodeen círculos de importancia sobre lo que para ustedes la tiene. Y ahora observen el resto, se ve grande, se ve la gran mayoría. ¿Qué pasaría si otra persona a continuación de la primera empezará a trazar sus círculos de importancia?. Y a posterior otra. Y así hasta completar una no muy extensa lista de varios cientos, de varios miles. ¿Se solaparían?. Pues sí. Sí la habría, la intersección entre todos los conjuntos de importancia personales, no es nada más que toda la población mundial.

Y a veces se siente uno tan solo. Sin círculo de importancia dónde caer. Sin nadie que cubra su rango.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s