Gripe A


Mal de mucho consuelo de tontos. Dice el refrán…

Fenomenal. Una invisible pista para que se disipe el calor de mi cuerpo. Tengo la gripe A.
Necesito ayuda y busco dónde sea para encontrarla. Me tiro, me arrastro e imploro. Incluso no vacilo.

El virus me causa tos, estornudos y borrachera. La gripe A.

Tengo la gripe A…..aaaaa…CHUS!.         
        -¡Jesús! y váyase usted por dónde ha venido.
        -ahora mismo maestro. – Dije yo -.

Una larga espera…


…de esperanza.

 

Voy camino a ti. Hacia el querer máximo de mi corazón. Voy camino a ti. Recorriendo suavemente una senda dúctil. Voy camino a ti. Cantando canciones en el silencio, me acerco. Y voy camino a ti. Atrapado en un siempre quiero, te quiero. Y por eso voy camino a ti. Poco a poco sin prisas. Yo, voy camino a ti. Me esperarás para poder salir victorioso y sinceramente en paz. Camino hacia ti.

 

Vámonos de aquí a volar. Atrévete. Cuida tus pensamientos bajo mi ser. Atrévete. Respáldame ante lo difícil, como jamás pensé. Atrévete. Cabalgaremos y viajaremos, cenaremos y disfrutaremos un tiempo juntos, ¿cuánto? no lo sé. Atrévete.

 

Ahora sé que todo va a salir bien.
Un largo camino recorrido…y mi rodilla cede pero mis ganas ganan. Y ahí voy. La fuerza del cariño. ¡Explota dentro de mí!

Por ti.