Un mes

Ese es exactamente el tiempo que hace que no escribía en mi blog. Y también exactamente otro desde que los reyes asomaron con sus regalos para los ricos, y con desilusiones para los pobres.

Dentro de poco tiempo apenas ocho días. Otra efeméride. Esta vez un día santo. San Valentín.Y no es que esté en contra de los santos ni tampoco de los días. Y mucho menos de los días santos, pero este en particular es de mi agrado. Les explico porqué:

Acostumbrado al mundo del sexo, de lo social, de lo profesional, de las costumbres y rutinas. Harto de los momentos repetidos de un día. Cansado de esperar. Ahogado en un mundo dónde no hace falta cometer un delito para estar preso. Lo veo. Y habito en la única celda de la que poseo la llave y sus copias eternas para poder abrirla, y no la utilizo. Me quedo preso por siempre, aún viviendo libre. El amor.

Apartado todo lo anterior, posiblemente San Valentín lance un periodo de reflexión sobre el amor, cualquiera de ellos, y quizás ayúde a muchas personas. Tanto para darse cuenta de los amores rotos, o para reforzar otros amores que surgen nuevos. Yo. Tantas veces he querido. Pero sólo una me ha satisfecho.

El amor al amor, haciéndolo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s