Prostituta de cariño

El absentismo escolar puede llegar a ser una causa justificada para el

bajo nivel cultural que atesoramos en la sociedad actual, puede ser.

Conforme a este pensamiento podemos interpretar varias cuestiones y

aplicar metáforas muy interesantes al respecto.

Imagínense dos lágrimas recorriendos ambas mejillas de un hombre triste y

herido como si un crimen de guerra se cometiera bajo la perdida de

dignidad de las personas implicadas, no ya tanto la del hombre sino de los

que observa. Eso sería solo, si el hombre fuera un mero transitador del

paso. Pero, ¿y si el hombre es el padre de familia, hermano o hijo de las

personas asesinadas? ¿cómo afectaría eso a la dignidad propia del pobre

sufridor?. Primera metáfora.

Casi doscientosmil latidos después, imagínense a un plebeyo de la corte de

Pedro I el Justiciero o el Cruel, queriendo cortejar a una dama de alta

vida, error continuo del caballero, pero aún así consigue su atracción y

le cortan la cabeza puesto que era mujer del susodicho rey. Segunda

metáfora.

El absentismo del yo, esa grabe traición que muchos sufren y que me duele

tanto ver, para mí el sexo es tan sagrado que el absentismo del yo, me hace

verte como una prostituta de cariño. Eso siempre me atormentará. Yo sólo

tengo una forma de prostituirme y es a cambio de amor.

Conclusión, timorato y acaecido. Viajo hacia el sol.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s