La primera y única vez

Se aleja tanto del mito, del miedo, del dolor y de la precariedad que se supone o podía imaginar. Y se acerca tanto a la bondad, al disfrute, al resultado perfecto de una ecuación de dos variables, al perfume de tu centro de azúcar, al amarse…

Mi primera y única vez. Especial. Inigualable. Irrepetible.
Tanto es mía como tuya.
Te entrego mi corazón, mi cuerpo y mi alma, mientras tú los quieras.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s