Un presente propio

Realmente, ¿hay justificación a tanto sufrimiento?, ¿la vida es tan difícil y la felicidad tan imposible?, ¿de verdad nos creemos que nuestro destino es sufrir?, ¿que estamos aquí para pasarlo mal?… nadie contestaría afirmativamente a estas cuestiones en nuestro mundo occidental, pero lo cierto es que actuamos como si creyeramos en un destino fatalista de la vida.

Realmente desearía en los tiempos que estamos que ninguna persona se sintiera <<atrapada>> por <<algo>> de lo que no pudieran escapar. No obstante, la  verdad es que mucha gente sufre de forma inútil y, además, prolongadamente. Es tan fácil aprender a mirar y ver cuándo has aprendido a hacerlo. Y ves que difícil les resulta la vida a las personas que se sienten atrapadas por su trabajo, estudios, por sus padres y pareja; en definitiva atrapadas por sus circunstancias y no ven la salida o la solución final.

Sin darnos cuenta repetirmos conductas, rutinas, costumbres, hábitos…formas de actuar que nos hacen sentirnos mal, pero que se nos antojan imposibles de evitar.

Hace falta valor y un cambio en nuestros pensamientos para poder salir adelante, ver la vida con más realismo, con más ánimo y más ilusión dónde la encontremos y tener el convencimiento de que podemos controlar nuestra propia vida y que por supuesto merece la pena vivirla, todo esto sin pedir ningún cambio milagroso en nuestro entorno. Tú felicidad depende de ti mismo, puedes elegir.

No es que no esté. Sino que yo tampoco quiero estar así, sabiendo lo que me demuestras querer.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s