Aparentar: como forma de vida

Una de las filosofías más tristes que existe para afrontar esta vida…es la de aparentar. Pero mi amiga me dio la clave, las personas están llenas de conflictos y no tienen valor ni valores para afrontarlos. En un principio no sabía argumentar en mi cabeza esa frase tan tan sencilla, pero a la vez tan compleja de analizar, pues engloba multitud de aspectos, situaciones, circunstancias y características inverosímiles para con mi forma de entender la vida.

El aburguesamiento es una de las peores maneras de disfrutar de la vida, para las formas tan increíbles que se pueden descubrir cuándo  las personas te  enseñan a disfrutarlas. Una de las más bellas sensaciones es poder llegar a entender y darse cuenta de lo místico de esta sagrada vida. Por eso no hay más tristeza, desesperación en mi alma cuándo las personas muerden el anzuelo y caen en la trampa.

La persona puede ser muy viva, muy perpicaz  y muy alentadora con la forma de vida que la mayoría muerde. Pero eso no me interesa de ningún modo. Puede ser la persona más tonta, lenta y caida del mundo pero si te has dado cuenta de la esencia de la vida estarás de mi lado, podrás completar una de las experiencias más bonitas y poco vivida por las personas, puestos que éstas se limitan a pasar desapercibidas aparentando estar bien consigo mismos (pero hacia los demás) y sobre todo con los demás en apariencia de llevar una vida como todos ellos esperan que lleven, pero lo que todo el mundo sabe, todo el que lleva esa vida sabe…que no es feliz, porque el aparentar no es la solución que necesita nuestro corazón, porque cuándo llegamos a casa, sabemos que estamos solos aunque vivamos con alguien, aunque tengamos familia, estamos solos porque ser quién no quieres ser implica dolor en lo más profundo de nuestro ser. Saber que somos marionetas orquestadas por fuerzas ajenas a nuestro sentir, y que en cuestión de días vamos a morir siendo algo ajeno y haciendo en la vida en esta maravillosa vida si se consigue saber y alcanzar el misterio que esconde y el porqué de tan maravilloso misterio…no morderemos el anzuelo. Mientras tenga vida y sepa cual es el objetivo no venderé por supuesto mi cuerpo a nadie, y no tomaré como cierto una vida establecida por los demás para que se sientan a gusto cuándo estoy con ellos y hundido cuándo pienso en lo solo que estoy día a día por hacer lo que todos ellos habían querido, por hacer lo que la sociedad ha marcado como forma de apariencia de una vida normal, de un coche normal, de un piso normal, de una familia normal (la apariencia no es sincera, con nosotros mismos). Todos ellos están hundidos y perdidos. En definitiva, como dijo mi amiga: llena de conflictos. Y por desgracia, engloba al 99% de la población de humanos (puesto que los animales nos superan en esto).

Muerde en el anzuelo, y saborea el sabor del gusano el resto de tu vida.

PD: …"los que no ven en la vida más que el simple trozo de pan y las formas de conseguirlo, me parecen muertos que comen"…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s