Un camino de ideas inventadas


    Siempre me he planteado el porqué las personas, la gente, se enorgullece por venerar y seguir ideas inventadas por el propio hombre. Incluso llegan a sentir alegría o la sensación sublime del mérito al promoverlas. Y yo pienso, que los hombres que se sustentan en estas ideas, créanme que son muchos, no tienen capacidad alguna para vivir una vida digna (en sentido real, no inventado en este caso).

   Me gustaría, me satisfaría en demasía rompiendo la línea de incultura en este aspecto. Sería un ariete de guerra de tronco de secuoya roja contra el pecho de quién sin capacidad de pensar más allá de lo que imagina por costumbre y establecido en esta sociedad y aunque crean que tienen capacidad, son unos paletos de las ideas inventadas (no inventado).

   En lo natural, besarse, como premio al alma (no inventada)

   Posiblemente, y después de haber acabado… porque ya lo hice, no tengan mucha idea inventada de lo que realmente les quise expresar. Esa misma idea es de la que les hablo. Ojalá no la sigan como a las análogas.