El amor es siempre amor


Antes de empezar la lectura y para efecto del propio lector, sugiero que reproduzca la canción que aparece en esta entrada -desde ya-, pues el ritmo, el sentimiento y los golpes de corazón (que son todos ustedes como al comienzo del blog indico) van encajando uno a uno en todas sus notas. Busca una lectura pausada, a tu ritmo para que puedas disfrutar. Y muchas gracias por estar aquí, ahora.

 

 

Amor, siempre recuerdo esta canción. Y no es porque tú estés conmigo ahora, pues jamás ya estarás a mi lado. Pero sí el amor, que no se me va. Que no se pierde entre mi pecho, o entre los ojos de otra mujer, en su boca. No alcanzo a comprender las lágrimas de cada noche y la alegría de su sonrisa. No alcanzo a entender ni a solucionar el toque mágico de tu pestañear, de tu silencio sonoro. Pues es sólo virtud de grandes corazones como el tuyo.

Son instantes delicados que necesito seguir cuidando, pues este amor que yo por ti siento, aún tanto tiempo sin verte, desde la distancia, lo considero hoy aún más amor. Cómo es posible que después de tanto llorar, reprobar y renegar de tus caricias, de tus abrazos y besos de rosas, de tu canción del despertar, de tus defectos. Hoy pueda decir que amor es siempre amor. Que cada vez que escucho esta canción, sigo viendo tus ojos como estatuas plantados ante mí, moviendo cada sin razón de mi corazón, como si estuvieras aquí conmigo, como el tiznado de aquellos tiempos que representaban otras alegrías, y mi cajón rojito no estaba enfermo como hoy lo está. De rojo fuego a triste apagado.

Hoy, no sé dónde estás. ¿Quién te acompaña? Si la frontera existe, nos veremos allí. Te acompañaré y volveré a besarte, porque ni en otro mundo y con otras formas, se podrá volatilizar nuestro amor, pues es más fuerte que la propia vida. No quedarán besos ni miradas en mis cenizas. Me llevaré todo lo nuestro conmigo, y cuando al pasar al otro lado me estés esperando, me fusionaré a ti, en el espíritu más bello que jamás haya el ser humano imaginado, pues como el amor, tú no perteneces a este mundo.

Eres, y es algo tan bonito, que siempre serás amor.

Cierra los ojos

Anuncios

A galeota


Palabra muy bonita dónde las haya, y que siempre me resultará rara cuando la nombro. Tiene un significado propio, muy nuestro… de Sevilla. Puesto que su valor verdadero es ser una galera menor de a lo sumo dieciséis o veinte remos por banda. Aquí en nuestra tierra, en nuestras raíces recuerdo de pequeño usar la expresión “a galeotas” cuando alguien se sentaba en tus hombros, asemejando al torero saliendo por la puerta grande de la Maestranza.

Una vez explicada la expresión popular del título. Me gustaría decir el porqué del mismo. ¿A qué se debe?.

Me cruzo a diario con muchísimas personas. Bastantes. Que me tiran una sonrisa en nuestros duelos instantáneos, los menos… un rostro serio o una cabeza gacha. A veces, pienso que estos últimos tienen encima de sus hombros una vida intensa que les pesa como un poyo. Y me equivoco. Pues con certeza todos llevamos ese poyo pesado sobre nuestras espaldas, esa vida pasada que no volverá. Pero el que sonríe sabe que la lleva, y que nunca se la podrá quitar. Sabe que la expresión del pópulo que cuando pequeño usaba comúnmente permanecerá con él durante toda la vida, esa vida que se irá sumando a la carga del pensamiento. En contraposición, el triste o amargado, no se da cuenta que la vida siempre irá consigo detrás, a horcajadas, y por eso se apena, por algo inevitable.

Te deseo que el significado semántico popular de galeota se convierta al real, y sean tus brazos batiendo los remos con fuerza hacia delante, los que te hagan bogar hacia la vida que posiblemente esté por llegar, pero tampoco pienses que es verdad la que vas dejando atrás.