Diario de amor. Página 4.


Si los días fueran tuyos

¿Acaso hoy día no lo son? Posiblemente

en buena parte sea así. Pero esa pequeña

parte que tú astutamente manejas, no

consigues direccionarla claramente hacia mí.

Espero que los días tuyos se vayan

convirtiendo en los míos. Que desees que

así sea y me lo hagas ver.

Tus pequeños frutos y decisiones

a veces me merman y a veces me

alegran, pero me atrapas y que pegado

a una red de seda que me es imposible

despegar y comenzar a caminar a tu lado.

Quiero que los días ya sean tuyos,

para que también sean míos.

Anuncios