Perdón por el retraso


Claro. Discúlpenme, pero realmente no sé si tengo retraso. O se ha establecido un vinculo entre mi realidad y el subconsciente, que no esclarece más de lo normal. Cómo el cerebro en una cubeta.

El tiempo, que ya se ha ido, no puedo recuperar. Tendiendo mi corazón cansado, he sido capaz de acercarme solamente, a las sensaciones y no a los escritos. Tuve sentimientos muy bonitos en este tiempo, pero no los pude plasmar para ti. Discúlpame.

Volver a disfrutar de tus senos de seda, agolpados en mi boca, atrapando mi aliento, golpeando mi dulce paladar. Quedo perdido entre ellos, y no puedo tornar a escribir. Tu aliento. Me gusta la forma de llamarte. De la que quieres que te llame, disfruto. Me planteo, ¿cuánto tiempo podré disfrutar de ti? porque lo necesito y quiero todo. Todo tu amor. Porque tus ojos son…de una negra y suave miel. Néctar.

A mí me gusta que me digas “amor”.
Vuelves pronto y de nuevo pronto te tendré entre mis brazos.

Gracias por darme el libro “Contigo escucho las estrellas” es muy bonito, corazón.

Anuncios