No sé si me lees


No sé si me lees con la misma pasión, intensidad y amor que tiempo atrás. Pero sí sé que me lees, porque me lo has dicho hace poco, muy poco…

¡Grita fuerte que esperas de mí!

Tenemos que hablar pausadamente muchas cosas que nos quedan en el tintero cuándo nos vemos y quedan ahí supuestas porque entre mi culpa y tu culpa, no nos da tiempo de dialogar nuestras ilusiones o nuestros mundos, nuestro futuro cercano, lejano y muchas otras cosas y sobre todo sentimientos que sigue apareciendo creo que ambos bandos y que nunca desaparecieron. Estrujando nuestros momentos puedo observar que sí, y también puedo observar que no. Todo esto quiero hablarlo el día que te he dicho. Y el tiempo que te he pedido. Ya sabes no pido ni exigo, sólo espero que tú me los des por ti misma. En este caso, será pronto, más bien pronto.

Disculpa mi actitud, es un solo trámite de deseo, tanto por mi parte y ver la tuya. Pero no debería ser tan malo, porque si no puedes ni ahora ni luego creo que es egoísta por mi parte. Prometo tenerte a mi lado, sólo con un beso, o dos o tres…infinitos en el tiempo. Con eso me basta y lo sabes porque siempre ha sido así…y por ahora mientras estés mal no te pediré nada más. Espero por supuesto que todo vuelva a ser como antes.

Hoy me he sentido de nuevo SL.

A tú, RQ.

Anuncios

Vivir el momento contra vivir el amor


Las personas no saben diferenciar, el enamoramiento del amor. Vivir el momento de estar enamorado. Es más se pueden llegar a engañar ellas mismas, o incluso a la otra persona para conseguir lograr un objetivo realmente inalcanzable para ellos. No es posible vivir un amor de días, de segundos, de momentos controlados estrictamente por la razón. Cuándo ocurre eso sabemos que no se trata de amor. Sin embargo, cuándo la entrega es total, máxima, cuándo no sabemos cual es la máxima mesura de nuestros pensamientos y actos, damos todo lo que podemos y muchísimo más por estar con la otra persona. Eso damas y caballeros, es amor de verdad.

E.D.E.D.S. II


Hoy desde luego no es. Puede que sea a partir de mañana, el día marcado como especial para siempre. En tus manos está.

No he cambiado de opinión. Sabes lo que pienso y lo que pienso te lo dije y así seguirá siendo puesto que son mis principios y claro sobre los tuyos omitidos en este caso. La única solución que me ofreces es irme y dejarte a un lado, como ya te expliqué, y como mucho me puedes ofrecer una despedida de verdad, a lo grande por nuestro amor. Yo la estaré esperando.

También pienso que aún no has hecho nada, y por supuesto si vuelves atrás aquí estaré. Pero una vez hecho, ya sabrás que me has perdido para siempre, y cuándo digo siempre no hay remedio para solucionarlo. Esa herida no se cerrará jamás. Si no lo haces el camino que decías es recuperable.

Ya no estoy aquí, porque creo en ti y me has dicho que lo harás así. Por eso ahora mismo no me considero nada en tu vida, has elegido que no lo sea. Por eso y hasta que no me demostrarás lo contrario mientras estés a tiempo, o quieras despedirte cara a cara. No tendré nada más que decir.

Disfruta con tus amigos, pero hoy no tendrás al que quieres a tu lado porque así lo has querido =(

Firmado,
SL.

PD: http://www.youtube.com/watch?v=HFPPu_GkwDE

Una canción con ritmo base: el latido de mi corazón


La fuerza de tu corazón,
dicta el valor de la verdad
confisca mis sentimientos.
Tú puedes obtener con gestos
la sazón perfecta de mi vida.
Dame un poco de ti, cada día.
Y un mucho a veces.
Comprendo tu sentir,
yo te ayudaré
aunque si me obvias
no siempre estaré aquí
consigue recuperar mi ilusión
sabiendo que tú vienes por mí.

Una canción no olvida
un sentimiento no se pierde
una razón de ser que explica
que el amor todo lo puede.

A partir de hoy, tú
vuelves a mí
aún sin saber el final
ni el principio
ni que yo pueda ser el mejor
te daré más amor
del que devolverás tiempo
y conquistaré tus pensamientos
y sanarás sin darte cuenta.

Una canción no
olvida
un sentimiento no se pierde
una razón de ser que explica
que el amor todo lo puede.

Valoro


Todos tus gestos. Uno a uno en cada instante, cada vez que miras me sonries o me llenas de felicidad, valoro cada momento en tu regazo complicando cada trazo con hermosas sinfonías de inquietud. Valoro. El instante en el que comprendes que no puedes entender porque tu amor no es posible, porque no tienes fuerzas, porque tu indiferencia no va mermando mi amor. Valoro. Cada racha de ilusiones, cada capa de pasiones que van cubriendo mi bondad de esperanzas una a una salpicando todo lo que aprendí.

Valoro. El momento en que te dije, deja de hacer eso malo para tu salud, al instante hiciste caso de este pobre corazón. Cada abrazo cada burla, cada vez que te cuelgas de mi colgante de amor, y lo miras y me miras. Valoro todo lo que haces tú. Como pierdes iluiones por tenerme un rato al lado sin saber como escapamos ni tener claro tu futuro a mi lado, porque ni siquiera lo sabes tú. Un momento en la cama, una locura desenfrenada, canciones enfrentadas, fuimos yo y tú, lo valoro claro amiga, lo tengo en cuenta como no, tú eres mi vida mi princesa reina herida, un alma en estado de inquietud, pasará el tiempo y volveremos a saber que lo que se ama, no se puede abandonar, mientras que el amor siga es imposible olvidar.

Valoro. Que me digas, un quizás sin medida, un revuelo en tu risa con verme pasar, te aseguro que valoro cada espacio que te ilumina cada lágrima caida, como si fuera un silencio y un grito en mi interior. No te das cuenta, cuánto pienso en tus caricias, cuánto valoro esos días en los que hoy aún me sigues dando paz. Esos días, ese día, ahora libres como amigos, amigos como antes, sin rencores y donantes de placer. Repitiría una y mil veces como tú me dices, lo valoro. Te espero. Cuándo quieras. Lo valoro. Que el sueño se haga realidad. Otra noche más.

Un presente propio


Realmente, ¿hay justificación a tanto sufrimiento?, ¿la vida es tan difícil y la felicidad tan imposible?, ¿de verdad nos creemos que nuestro destino es sufrir?, ¿que estamos aquí para pasarlo mal?… nadie contestaría afirmativamente a estas cuestiones en nuestro mundo occidental, pero lo cierto es que actuamos como si creyeramos en un destino fatalista de la vida.

Realmente desearía en los tiempos que estamos que ninguna persona se sintiera <<atrapada>> por <<algo>> de lo que no pudieran escapar. No obstante, la  verdad es que mucha gente sufre de forma inútil y, además, prolongadamente. Es tan fácil aprender a mirar y ver cuándo has aprendido a hacerlo. Y ves que difícil les resulta la vida a las personas que se sienten atrapadas por su trabajo, estudios, por sus padres y pareja; en definitiva atrapadas por sus circunstancias y no ven la salida o la solución final.

Sin darnos cuenta repetirmos conductas, rutinas, costumbres, hábitos…formas de actuar que nos hacen sentirnos mal, pero que se nos antojan imposibles de evitar.

Hace falta valor y un cambio en nuestros pensamientos para poder salir adelante, ver la vida con más realismo, con más ánimo y más ilusión dónde la encontremos y tener el convencimiento de que podemos controlar nuestra propia vida y que por supuesto merece la pena vivirla, todo esto sin pedir ningún cambio milagroso en nuestro entorno. Tú felicidad depende de ti mismo, puedes elegir.

No es que no esté. Sino que yo tampoco quiero estar así, sabiendo lo que me demuestras querer.

La primera y única vez


Se aleja tanto del mito, del miedo, del dolor y de la precariedad que se supone o podía imaginar. Y se acerca tanto a la bondad, al disfrute, al resultado perfecto de una ecuación de dos variables, al perfume de tu centro de azúcar, al amarse…

Mi primera y única vez. Especial. Inigualable. Irrepetible.
Tanto es mía como tuya.
Te entrego mi corazón, mi cuerpo y mi alma, mientras tú los quieras.

Contando historias de amor


Días después de aquel día, intento controlar la desmedida sensación que tu querer me provoca, nunca antes vivida, y con una correspondencia no perecedera en el tiempo. Necesito tanto de tus momentos de amor verdadero, que entiendo estar sufriendo de amor como los reyes que morían por sus reinas. Yo no lo haré, yo seré rey de mi reina. No olvides tu sentir que es la única verdad que posees. En el amor no vale vuelta atrás, esto es algo sin medida (y me hablo a mí), sólo expreso lo que yo siento por ti. Tú me haces sentir lo mismo.

Construiré para ti cada segundo formado por piezas de dulzura cariñosa, de amores intensos y de lírica plausible.
Yo sólo quiero que me lleves contigo, eso lo necesito, tú me aportarás y yo te ayudaré.

Todo lo que dijiste e hiciste anteayer fue tan hermoso que quedará en mi retina grabado en el ángulo inferior derecho y en la tinta con la que el amor pinta en el corazón; pienso que la vida es eterna en 5 minutos, y esos 5 minutos me hacen florecer.