La droga más dura


Jamás hubiera concebido una droga tan dura al contacto con la piel que te hiciera mentir, supurar odio, acaparar y casi vender a una madre por otra dosis como ésta de la que ahora os voy a hablar.

Es tan infantil como pudiente y sacrificada como colectiva a día de hoy, no hablo de alcohol (dieta blanda para esta droga) ni siquiera la heroína (que cuántas vidas se llevó), no es una droga sintética de esas que tanto daño hacen porque se desconoce la dosis sobre la cual nuestro cuerpo se para. No.

La sustancia adictiva que les comento puede hacer que nuestra mente se rompa en mil pedazos, podemos retraer todos nuestros valores en pos de un nuevo chute cada día.

Gracias a este narcótico inventando supongo por el hombre millones de años atrás, tenemos un cuello fuerte (que no se tuerce ni con 5G), ganamos peso y nos cambia el nombre a patrón de festejos de julio. Nos hace correr por las calles como locos, vaya estafa-estafeta, y enfrentarnos a personas armadas con espadas en peleas a cuerpo a cuerpo.

Podemos perder marfil de la boca, encontrarnos con nuevos pesares, cambiar de bando, soportar humillaciones, concentrar iras, cabalgar a plan, dieta de puerros, suspiros vacacionales, campañas de arietes, subida de planes, hoy sí hoy no, veletas de viento, agua de mayo, casco de botella, y muchas otras cosas más…

Si no sabe controlar este estupefaciente en su vida, dese por muerto, se habrá arruinado por siempre, que Dios le bendiga post-morten. Por supuesto ya sabrán a estas alturas, cual es la droga de la cual les hablo, y si no lo saben yo se la digo.

La droga más dura en esta vida es: una puta sin ánimo de lucro.

Sálvese quién pueda. Doy fe.

Anuncios

La tela de araña: se teje con…


Si la araña teje su tela con mentiras: un día se atrapa con ella y puede ser dovorada por las mismas.

Un día pasaría…y posiblemente vuelva a pasar si otra tela vuelve a tejer.

Y yo no hago, y no haré nada.

Actos inexplicables


Quién dice la verdad, la defiende siempre y dónde sea sin importarle las consecuencias. Quién miente, solo calla y oculta su mentira puesto que no puede defenderla.

y ahora…va a empezar a llover.

Va a empezar a llover.

El rescate (Pagado)


"Desde la plaza de armas de un lugar cualquiera,

Te escribo una carta para que tú sepas

Lo que ya sabías, aunque no lo dijeras.

Espero que llegue a tus manos y, que no la devuelvas.

Que pagues el rescate que abajo te indico.

Yo tampoco me explico, por qué no acudí antes a ti.

Pero nadie puede salvarme, nadie sabe lo que sabes,

Y tampoco entregarían lo que vale mi rescate.

No hay dinero, ni castillos, ni avales, ni talonarios,

No hay en este mundo, -aunque parezca absurdo-,

Ni en planetas por descubrir, lo que aquí te pido.

Y no te obligo a nada que no quieras.

Las fuerzas me fallan, mis piernas no responden;

Te conocen, pero no llegan a ti.

Decidí por eso mismo, un mecanismo de defensa.

Y presa como está mi alma, con la calma suficiente,

Ser más fuerte, y enfrentarme cuanto antes a la verdad,

Sin dudar un segundo, lo asumo, sólo tú puedes pagar el rescate.

Devuélveme el amor que me arrebataste,

O entrégaselo, lo mismo me da, al abajo firmante;

Pues no hay en este mundo, -aunque parezca absurdo-,

Ni en planetas por descubrir, lo que aquí te pido.

Y no te obligo a nada que no quieras.

Las fuerzas me fallan, mis piernas no responden;

Te conocen, pero no llegan a ti.

Y no te obligo a nada que no quieras.

Las fuerzas me fallan, mis piernas no responden;

Te conocen, pero no llegan a ti."

Firmado,

Enrique Bunbury & Javier Losada

Pareces en guerra


Pero tu olor me llama y busca mi olor,
tu cuerpo se atrae con mi cuerpo,
y tu alma consciente se pasea a mi alrededor.
Creo que a veces me amas y otras me puedes odiar,
pero creo que quieres estar en paz.

Mis caricias buscan tu cuerpo y tu cuerpo buscan mis caricias,
no se puede parar…
Conforme tus ojos se clavan en mis ojos, y buscan alivio sentimental
tu piel en ciernes se cumple pensando en mi piel y no puedo perder.

Confías en mis palabras que buscas una vez más,
tus palabras de aliento son lo que yo pretendo escuchar.
Hoy espero, hoy espero, más que nunca tu voz, cerca de mí…
Y tú me das lo que tú y yo queremos tener, momentos juntos para amar…

Momentos de guerra dónde albergamos la paz.

No quieres verme más


Me dijiste que despertara del sueño que he vivido.

– Adiós RQ.
Y recuerda bella doncella. Si me necesitaras…
Si me necesitaras por el motivo que fuese…

– Te necesito SL. No sé porqué pero en algunos momentos de mi vida y sin ninguna razón especial, te necesitaré…

=(

Si cambias de opinión en lo que dice el título, en lo que hablamos.
Si me necesitaras…yo lo necesito, ya sabes cómo… puesto que hoy hace un mes.

Aparentar: como forma de vida


Una de las filosofías más tristes que existe para afrontar esta vida…es la de aparentar. Pero mi amiga me dio la clave, las personas están llenas de conflictos y no tienen valor ni valores para afrontarlos. En un principio no sabía argumentar en mi cabeza esa frase tan tan sencilla, pero a la vez tan compleja de analizar, pues engloba multitud de aspectos, situaciones, circunstancias y características inverosímiles para con mi forma de entender la vida.

El aburguesamiento es una de las peores maneras de disfrutar de la vida, para las formas tan increíbles que se pueden descubrir cuándo  las personas te  enseñan a disfrutarlas. Una de las más bellas sensaciones es poder llegar a entender y darse cuenta de lo místico de esta sagrada vida. Por eso no hay más tristeza, desesperación en mi alma cuándo las personas muerden el anzuelo y caen en la trampa.

La persona puede ser muy viva, muy perpicaz  y muy alentadora con la forma de vida que la mayoría muerde. Pero eso no me interesa de ningún modo. Puede ser la persona más tonta, lenta y caida del mundo pero si te has dado cuenta de la esencia de la vida estarás de mi lado, podrás completar una de las experiencias más bonitas y poco vivida por las personas, puestos que éstas se limitan a pasar desapercibidas aparentando estar bien consigo mismos (pero hacia los demás) y sobre todo con los demás en apariencia de llevar una vida como todos ellos esperan que lleven, pero lo que todo el mundo sabe, todo el que lleva esa vida sabe…que no es feliz, porque el aparentar no es la solución que necesita nuestro corazón, porque cuándo llegamos a casa, sabemos que estamos solos aunque vivamos con alguien, aunque tengamos familia, estamos solos porque ser quién no quieres ser implica dolor en lo más profundo de nuestro ser. Saber que somos marionetas orquestadas por fuerzas ajenas a nuestro sentir, y que en cuestión de días vamos a morir siendo algo ajeno y haciendo en la vida en esta maravillosa vida si se consigue saber y alcanzar el misterio que esconde y el porqué de tan maravilloso misterio…no morderemos el anzuelo. Mientras tenga vida y sepa cual es el objetivo no venderé por supuesto mi cuerpo a nadie, y no tomaré como cierto una vida establecida por los demás para que se sientan a gusto cuándo estoy con ellos y hundido cuándo pienso en lo solo que estoy día a día por hacer lo que todos ellos habían querido, por hacer lo que la sociedad ha marcado como forma de apariencia de una vida normal, de un coche normal, de un piso normal, de una familia normal (la apariencia no es sincera, con nosotros mismos). Todos ellos están hundidos y perdidos. En definitiva, como dijo mi amiga: llena de conflictos. Y por desgracia, engloba al 99% de la población de humanos (puesto que los animales nos superan en esto).

Muerde en el anzuelo, y saborea el sabor del gusano el resto de tu vida.

PD: …"los que no ven en la vida más que el simple trozo de pan y las formas de conseguirlo, me parecen muertos que comen"…