Las historias por muy contadas nunca son vividas‏


Por ello se dice que nunca se convence del todo a nadie de nada. O dicho como refrán, no se escarmienta en cabeza ajena. Siempre pensamos que somos especiales, esto a mí nunca me va a pasar, porque soy “especial” de nuevo, es lo que siempre tenemos en mente y es la verdadera razón por la que al final pasan las cosas. O si no que venga cualquiera y me diga que no piensa así. Y le diré que ya piensa que es especial si dice eso de esa manera.

Por supuesto, la vida no es igual, y las circunstancias son distintas, pero no las cosas ya están inventadas y con cada uno de los participantes especiales “siendo especiales”, porque todos y cada uno de nosotros lo somos. Las jugadas del basket ya están inventadas, sólo hay que hacerlas o verlas. Las jugadas de la vida también, sólo hay que vivirlas o verlas. Y nos pasarán. Es ingeniería de vida. Un patrón de diseño. Una patente. Me voy a quedar con ella.

Anuncios